DE ESTABLE A NEGATIVA

DE ESTABLE A NEGATIVA

0
Compartir

Mosqueda
No es mala idea entrar al lenguaje de las agencias calificadoras de las condiciones financieras de los países y darnos cuenta que todos en el mundo tienen regularmente conocimiento de las opiniones de una agencia calificadora, digamos que es lo normal… especialmente porque de las opiniones de estas instituciones depende que se tomen decisiones de inversión en esos países.

Desde luego que no es una opinión ocasional, no depende de un estado de humor, tampoco es resultado de un capricho en la interpretación de la información financiera, crediticia, de comportamiento del gasto, del comportamiento fiscal, de los procedimientos para hacer visible la confianza en sus instituciones financieras, es simplemente una metodología que se ha perfeccionado durante años, se estudia regularmente, está homologada para poderse aplicar en otros países, no depende del idioma con el que se comunica, generalmente se provee de estudios lineales que permiten comparar el comportamiento económico y financiero.

Insisto: es una metodología. ¿Qué puede fallar? Si. Como todas las tareas ejecutadas por seres humanos, por más que se perfeccionen los procedimientos. Pero los márgenes de error son cada vez menos y los riesgos de tomar una decisión equivocada por tener una referencia de una calificadora también equivocada… pueden suceder.

Pero no llego a la soberbia afirmación del senador Monreal: las calificadoras se equivocan; son útiles pero no infalibles y a partir de esa afirmación lo que sigue es descalificarlas.

El gobierno mexicano ha preferido polemizar y ante los medios de comunicación descalificar a las agencias como Standard & Poor’s que se ha ocupado de afirmar: se han encontrado señales o desequilibrios que podrían provocar una baja en la calificación de BBB+ que tiene nuestro país desde 2013.

La metodología está diseñada para entender que está afirmación es una advertencia derivada de los cambios en las políticas del gobierno para reducir la participación privada en el sector energético que ha llevado a una caída en la inversión e incrementa la desconfianza.

Standard & Poor’s señala que la nueva estrategia para el sector coloca una carga adicional a PEMEX. La empresaria petrolera más endeudada del mundo, que está recibiendo recursos fiscales para su rescate, para pagar pasivos laborales… pero no para rediseñar su capacidad productiva y competir por eficiencia en el mercado internacional de hidrocarburos.

Existe el riesgo de una menor inversión privada y eso pueda reducir el PIB. Provocando cambios en la política fiscal e incertidumbre en los mercados financieros.

Claro, también nos pone en la tesitura de reaccionar y buscar una gestión económica efectiva, con déficits fiscales bajos o moderados… estimule las inversiones, aumentando la confianza de los inversionistas.

De la metodología de las calificadoras, el país se encuentra en el nivel cuatro de once que componen la metodología, una baja en la calificación de un país siempre advierte de mayores riesgos.
Por ahora, esta advertencia se traduce en una necesidad de premiar a los compradores de papeles de deuda que se emita en moneda extranjera. Es decir: significa qué hay que pagar más por el financiamiento externo.

Espero que el freno que le puso el presidente a su agenda de activismo sin contenido. (En los medios de comunicación se lee que el presidente está trabajando en un informe de los primeros cien días de su gestión de gobierno), sirva también para reflexionar en los impactos negativos de las decisiones que ha tomado y que han costado decenas de miles de millones de pesos. Que se pagan con recursos fiscales.

La popularidad del presidente no está sirviendo para generar confianza de los inversionistas.
La idea de combate a la corrupción en la aplicación de los recursos a los programas sociales está afectando a todas las familias y no es de bienestar.

Ya fue ajustado el pronóstico de crecimiento por el propio banco de México… en el óptimo de los casos el país crecerá 1.6. %.

¡El trabajo productivo no se suple con popularidad!

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato 

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta