INTOCABLES Y CONTRAPESOS

INTOCABLES Y CONTRAPESOS

0
Compartir

Mosqueda
La agenda política del país se propone en las cámaras de legisladores, se ejecuta en los acuerdos con los grupos de poder político y económico y se encuentra con su catalizador en las conferencias de prensa de todos los días. Si los temas son tomados por los medios de comunicación en el intermedio de su proceso, los temas de las conferencias de prensa pueden ser interesantes y dejar, por un momento los discursos inconexos del presidente.

El presidente aprovecha para dejar claro que ningún medio le va a poner la agenda y por el contrario hará valer su derecho de réplica siempre que él lo quiera, así que un día y otro también hace lo posible por denostar al periódico reforma y en sus intervenciones hace lo posible porque se note que no le gusta que los medios hagan periodismo, menos aún, periodismo de investigación; así que si el periódico reforma descubre que el compadre del presidente será el beneficiado con el contrato de compra del papel para los libros de texto, más de 200 millones de pesos, al día siguiente sale a criticar a los “conservadores” ( lo que cada quien quiera entender ) a la prensa fifí… porque tendrá que pedirle a su compadre que renuncie a ese contrato…
Es decir, ya lo descubrieron en una maroma más de corrupción y tienen que cambiar de decisión… así que el ABC del nuevo gobierno, es decir, primero combatir la corrupción no ha dejado de ser un discurso. Inconexo, cansado y cada vez menos creíble…

Uno de los efectos inmediatos y de repercusión a mediano plazo se percibe en el comportamiento de la economía del país y su entorno: No hace falta explicar que la economía mexicana requiere del ahorro voluntario de los mexicanos y de los extranjeros. En realidad es el entorno macroeconómico una batería de indicadores que no se pueden subestimar porque reaccionan con hipersensibilidad y pronto pueden ser factores de preocupación.

Sin partir de la conducta y la política macroeconómica del gobierno mexicano, es decir, los indicadores por su propio peso en el comportamiento económico resulta que los requerimientos financieros del sector público son del 2.5 % del PIB aproximadamente 629 mil millones de pesos. Es decir el gobierno necesita del dinero de los ahorradores para financiar su programa de gasto e inversión y acercarse a la meta de crecimiento de 1.6% si es que quiere mantener una disciplina financiera y estar en la capacidad de pronosticar sus ingresos para el siguiente año.

Como señala la directora de análisis y estrategia en Intercam La tenencia de activos financieros por parte de extranjeros ha aumentado unos 83 mil millones de pesos.

La tenencia de valores gubernamentales en propiedad de extranjeros es de 2.2 billones de pesos, la deuda gubernamental mexicana paga tasas de interés elevadas, los países desarrollados pagan menos porcentaje de tasas de interés, México paga tasas de referencia en 525 puntos base, la tasa de referencia actual es de 8.25% y los bonos mexicanos cotizan 8.08%.

México paga una de las tasas de retorno más atractivas pese a las opiniones de las principales calificadoras financieras.

El escenario de riesgo está en la inversión física, la que depende de las políticas públicas y del entorno impactado por baja productividad de las inversiones públicas.

Confusión en las decisiones que comunica fragilidad en el estado de derecho y falta de claridad en las reglas de operación que deja abierta toda posibilidad a más corrupción y cada vez más desconfianza.

Las decisiones del presidente han hecho lentos los nuevos ciclos de inversión, los capitales confían que se privilegiará la consolidación fiscal y en 2020 siga habiendo un ejercicio responsable de las finanzas públicas y la disciplina monetaria.

Pero las decisiones sobre políticas públicas circulan en contrasentido de la estabilidad económica.

La venta de activos gubernamentales, la descalificación de cualquiera que no esté de acuerdo con sus conjeturas, “la prensa conservadora”, el memorándum y los que amenaza con emitir, la conducta errática que anula a los funcionarios de su gabinete están provocando inestabilidad.

Son contrapesos que no se pueden subestimar porque pueden provocar un contagio irremediable con el tipo de cambio, inflación y tasas de referencia. Es decir, el, Lauro contrapeso es la disponibilidad de financiamiento.

El mayor contrapeso es la disponibilidad de financiamiento.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato 

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

No hay comentarios

Dejar una respuesta